El contagio se traslada dentro del cuarto anillo y hay molestia por medidas contradictorias

Las zonas alejadas dejaron de ser las más golpeadas por el Covid-19 y ahora el contagio se acentúa en los distritos 1, 2 y 4. La dirigencia médica cuestiona la falta de coordinación entre autoridades y advierte de una quinta ola por las aglomeraciones

En esta desescalada de la cuarta ola, el contagio de coronavirus se desplaza dentro del cuarto anillo y se aleja de las zonas periféricas, que durante dos meses fueron golpeadas con la mayor cantidad de positivos. Mientras tanto, sectores médicos manifiestan su malestar por las contradicciones en las medidas tomadas por la Gobernación y la Alcaldía. 

Este martes, el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) determinó restringir desde las 2:00 hasta las 5:00 la circulación en el departamento cruceño, contraponiendo la decisión del Comité de Emergencia Municipal (COEM) que liberó la transitabilidad las 24 horas en el municipio capitalino. En lo que sí hubo coincidencia fue en la autorización de los eventos masivos, que estuvieron restringidos por varios meses.

Para el presidente del Colegio Médico Departamental, Wilfredo Anzoátegui, esta es una muestra de la disputa política, donde la población es la única perjudicada.
“La primera reunión que se debe realizar es la del COED que lanza las medidas a los municipios, ahí entra el COEM que analiza las decisiones, para no entrar en esta confusión de pugna de poderes”, reclamó el representante de los médicos.

Pidió respetar la salud, porque cree que no se puede jugar con el bienestar de pueblo. 

La salud debe ser tomada en serio, no se puede jugar y no le vamos a permitir a ninguna autoridad que tome a la salud como política. Hacer política con la salud eso es más grave todavía”, reprochó.

Considera que las medidas deben ser emitidas desde el COED, porque se constituye en la máxima instancia departamental y el municipio capitalino es parte de los 56 municipios de Santa Cruz.

“Quien debería tomar las decisiones finales es el COED, por eso creo que el alcalde (de la capital cruceña) se ha adelantado a los hechos, sin tomar en cuenta el ciclo evolutivo y periodo de incubación del virus, que es entre 10 y 15 días, y lanzó medidas para un mes. Creemos que la liberación tiene que ser gradual y analizada cada 15 días como lo estábamos haciendo”, enfatizó Anzoátegui.

Por su parte, Rocío Rivero, vocera de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes), señaló que como institución decidieron no participar de la reunión del COED porque “no están de acuerdo con las medidas que se están tomando” y porque tanto la Alcaldía como la Gobernación no escuchan al sector médico y solo toman en cuenta a los sectores gremiales, empresariales y gastronómicos. 

“El sector salud es el que se lleva la peor parte de la pandemia, el sistema de salud no ha mejorado en lo absoluto, no hay avances en cuanto a la infraestructura, equipos y recursos humanos, y vemos que ahora las autoridades están quitando todo tipo de restricciones, lo que hará que nuevamente se eleven los contagios y volvamos a padecer un sistema de salud colapsado, gente peregrinando por espacios, falta de medicamentos y centros disminuidos por contagios del personal”, advirtió. 

La profesional cree que no es momento de liberar las restricciones ni de dar autorizaciones a actividades que generen aglomeraciones, como el Carnaval, porque eso puede dar lugar una quinta ola, considerando que, pese al descenso de la curva, los casos diarios se mantienen elevados, es decir, entre los 800 y 1.000 casos en todo el departamento. 

La ciudad capital sigue siendo la que más aporta con casos a la cifra departamental.
Por su parte, el epidemiólogo Virgilio Prieto sostiene que estas medidas muestran una falta de coordinación y dejan confundida a la población. “Toda medida que se tome debe estar basada en los factores de riesgo y esto debe ser analizado en conjunto”, recalcó.

Manifestó que cuando hay definiciones a escala nacional todos los departamentos deben cumplir y lo mismo debe suceder a escala departamental, donde los municipios deben tomar en cuenta las decisiones regionales y adaptarla a su realidad. 

Prieto considera que la situación del contagio puede mejorar de acuerdo con la desescalada, pero amerita una acción coordinada de todos los actores sociales y políticos, porque una cosa que se haga mal puede volver los momentos difíciles de esta pandemia.

Respecto a los permisos para las actividades caranvaleras indicó que se tiene que ver el comportamiento de la curva epidemiológica para tomar una decisión acertada. 

“La agenda la marca la ocurrencia de casos”, señala y prevé que a mediados de este mes se esté en al desescalada más baja.

En la ciudad
Según el mapa de contagios del municipio capitalino, en la última semana hubo un cambio de las zonas consideradas focos rojos por la mayor cantidad de contagios.

Los datos de la cuarta semana epidemiológica muestran que los distritos 2 (zona de la av. Mutualista), 1 (zona de la av. Piraí) y 4 (Pari) son los que encabezan la cifras de contagios por zonas, desplazando a los distritos 8 (Plan Tres Mil ), 7 (Villa Primero de Mayo) y 6 ( Pampa de la Isla), además del 9 y del 5 (zona norte) que desde diciembre del año pasado hasta la tercera semana de enero generaban la mayor cantidad de afectados. 

Se han reportado algunos cambios en el mapa de contagios. Los distritos 1,2 y 4 son los que han reportado mayor cantidad de casos y en los distritos 7, 8, 9 y 12, que eran los más golpeados, registraron menos casos”, insistió el secretario municipal de Salud, Roberto Vargas, al recalcar que es la tercera semana que la ciudad capital registra un descenso en sus cifras globales, después de haber alcanzado el pico.

En provincias
En la zona metropolitana mantienen las mismas medidas de la capital cruceña, pero en otros municipios toman sus propias decisiones. En el caso de Vallegrande establecieron nuevas determinaciones que rigen hasta el 10 de febrero. Exigen la presentación del certificado de vacunación para tramites en entidades públicas y privadas. La reuniones culturales, religiosas y deportivas se realizarán con un 70 por ciento de aforo y con medidas de bioseguridad.

Rodrigo García, director del hospital Señor de Malta, manifestó que en enero se reportaron 542 casos positivos, superando las estadísticas de 2021.
Los informes del Sedes confirman que los casos positivos de Covid-19 están bajando y si se mantiene la tendencia, hay la posibilidad de considerar la realización del Carnaval.

Via: El Deber